Noticias

Blázquez Asociados - Expertos en auditoría en Murcia

¿ES VIABLE TRABAJAR 4 DIAS A LA SEMANA?

El debate sobre la conveniencia de acortar la semana laboral vuelve a reavivarse. En este caso, por el acuerdo al que llegaron la semana pasada el Gobierno y Más País para poner en marcha un plan piloto de semana laboral de cuatro días o 32 horas. Un programa que destinará 50 millones de euros a ayudar a las empresas que se ofrezcan voluntarias para implantar este calendario de trabajo.

Ambas partes concretarán detalles la semana que viene, pero la idea es que esas compañías reciban un complemento que les permita mantener intactos los salarios hasta que se consolidara el pretendido incremento de producción derivado del mayor rendimiento del empleado. Esta medida se enmarcará en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno, y el dinero para financiarla vendrá de los fondos europeos.

Pero ¿es una utopía la jornada laboral de 4 días? ¿Está España preparada para implantarla satisfactoriamente?

España no está preparada para la implantación de la semana laboral de cuatro días. Son muchos los puntos controvertidos de la aplicación de esta medida, pero el principal es que hasta un 42% de las empresas vería incrementarse sus costes laborales de manera automática.

Aparte de estas empresas que no tendrían forma de sortear el incremento de costes, el mayor problema son las que se centran en actividades del sector servicios, debido a la imposibilidad de cubrir jornadas. Los bares, las peluquerías, etc. querrán seguir abriendo cinco o siete días semanales por el hecho de prestar un servicio al cliente a todas horas, estas empresas deberán de contratar personal de manera ineludible.

Si a todo esto le unimos la coyuntura de la economía, llegamos a la conclusión de que no es el momento para abordar la medida en plena recesión y con una tasa de paro del 16%.

Pero muchas otras empresas, dependiendo del sector, si pudieran verse beneficiadas por la implantación de esta nueva forma de trabajar. Es más, ya existe un grupo de pioneros en este sentido, que ha visto incrementada su productividad a la vez que un retorno positivo a través de la reducción del absentismo laboral, fidelización de su plantilla y atracción del talento, dando gran valor al nombre de la empresa.

En mi opinión, sería una mejor opción apostar por un horario laboral europeo con una jornada que no acabara mas allá de las 16:00 de la tarde, siendo beneficiosa tanto para la conciliación de la vida familiar, como para el ahorro energético. También está demostrado que mejora la productividad. Seguramente, mas pronto que tarde, nos equipararemos a nuestros vecinos europeos en horarios.

 

blázquezASOCIADOS Fiscal

Eloísa Gimenez

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre sus hábitos de navegación y poder así mejorar y personalizar su experiencia ofreciéndole contenidos de su interés. Si sigue navegando, consideramos que acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en Política de cookies. Entendido