Noticias

Blázquez Asociados - Expertos en auditoría en Murcia

Un impuesto de sociedades ‘made in Europe’

La Comisión Europea (CE) presentó esta semana en la Eurocámara un paquete de reformas sobre el impuesto de sociedades con el que pretende limitar las diferencias nacionales que aprovechan las grandes empresas para reducir sus contribuciones al mínimo. Bruselas rescata de ese modo su propuesta para crear una base común consolidada para el impuesto de sociedades (BICCIS) en toda la Unión Europea, un paso más hacia la armonización de la política fiscal que, sin embargo, cuenta con la resistencia de las capitales europeas.

Y es que, aunque lo aprobado el martes por el Colegio de Comisarios y presentado el miércoles en Bruselas por el responsable de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, supondría que el mismo tipo de ingreso, gasto o inversión tendría el mismo tratamiento fiscal en España, Francia o Alemania, por poner un ejemplo, los beneficios no serían iguales para todos.

En el caso español, esta medida ‘made in Europe’ supondría que nuestro país dejaría de ingresar 6.000 millones en el impuesto de sociedades; por contra, habría una recaudación extra de 4.000 millones por partidas como impuestos sobre el trabajo (3.000 millones), sobre el consumo (300); bonos y dividendos (500) e impuestos sobre las ganancias de capital (200).

De modo que el impacto negativo global quedaría en el 0,2%, menos de recaudación tributaria, unos 2.000 millones, situando a España como el país más castigado tras Luxemburgo (0,95 %) y Reino Unido (0,37 %). Además, para cuando se apruebe, los británicos se habrán ido, con lo que España pasaría al segundo puesto de este triste ranking. En el lado opuesto, Croacia (0,29 % del PIB), los Países Bajos (0,22%) y Bulgaria (0,14 %) serían los más beneficiados por los cambios que planea introducir el Ejecutivo comunitario.

Tampoco hay que olvidar que este impuesto ‘made in Europe’, que entraría en vigor en el año 2020, afectaría inicialmente a las grandes empresas con una facturación superior a los 750 millones, unas 6.000, según cálculos de la Comisión Europea.

Para allanar el camino a la aprobación, Bruselas ha dividido la propuesta en dos, de modo que en un primer momento solo se debatirá la creación de la base común, es decir, la elaboración de una lista común de normas para que las empresas calculen su base imponible. En una segunda fase tendrá que aprobarse la consolidación, que permite a las compañías agregar los beneficios y pérdidas generados en todos los Estados para calcular la base imponible total.

Este montante se fracciona después para determinar qué parte de la misma se grava en cada país dependiendo de los activos, ventas y mano de obra que la empresa tenga en cada uno. La idea de la Comisión es sencilla: con unas normas comunes las empresas tendrán más fácil hacer sus declaraciones de impuestos y más difícil esconder datos o transferir sus beneficios de un país a otros con el fin de ahorrar en tasas.

Es un primer paso, pero con seguridad no el último. Numerosas resistencias y propuestas están surgiendo en los últimos días, como por ejemplo que se rebaje el umbral de 750 millones de euros para que el impuesto sea obligatorio -pues de lo contrario no más del 1% de las empresas quedaría sujeto a la nueva regulación-, o que se combine con un tipo impositivo mínimo en toda Europa, acabando así con la competencia desleal y el ‘dumping’ de Estados como Luxemburgo, Holanda, Irlanda o el Reino Unido.

Mientras se debate, las grandes empresas con INCN inferior a 750 millones y las pequeñas y medianas empresas (que corresponden a la gran mayoría de las empresas españolas), seguirán tributando al tipo de gravamen del 25 % por todas sus operaciones, (como se estableció en la reforma introducida por la ley 27/2014 de 27 de noviembre del Impuesto de Sociedades), importe aún considerado muy elevado por la gran mayoría de las pymes que componen nuestro marco económico.

Departamento Fiscal, Blázquez & ASOCIADOS

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre sus hábitos de navegación y poder así mejorar y personalizar su experiencia ofreciéndole contenidos de su interés. Si sigue navegando, consideramos que acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en Política de cookies. Entendido