Noticias

Blázquez Asociados - Expertos en auditoría en Murcia

El valor añadido de la sostenibilidad

Posiblemente estemos ya acostumbrados a escuchar con frecuencia palabras como sostenibilidad, cambio climático o responsabilidad social, palabras que cada vez están cobrando más relevancia en la sociedad actual, y que cada vez más están suponiendo una forma que pueden aprovechar las empresas para crear valor añadido, y aunque suene un tanto contradictorio, generar ventajas competitivas a través del cambio climático es posible.

Los últimos datos refuerzan la creciente importancia de los efectos del cambio climáticos en el proceso de decisión de un consumidor a la hora de comprar un producto o contratar un servicio, y es que según un estudio de abril de 2019 realizado por el Banco Europeo de Inversiones (BEI), el 72% de los consumidores en España considera importante el impacto que los productos o servicios pueden tener en el medio ambiente al comprar un producto, porcentaje que se sitúa por encima de la media europea (67%). Otro dato para destacar es que el 59% de los consumidores sienten que sus esfuerzos a favor del clima no están respaldados por las empresas.

Todos estos datos reflejan una transición creciente de la concienciación de la sociedad con el medio ambiente y cómo afecta esto en su decisión de compra. Por suerte, ya existen varias formas con las que poder beneficiarse de las acciones que posee una empresa para con el medio ambiente (gestión de residuos, compra de materiales, composición de los productos, etc.), y que vamos a detallar los mas importantes a continuación:

   - Implantar sistemas de gestión ambiental como la norma ISO 14001: muchas veces es requisito indispensable exigido por proveedores, clientes, administraciones públicas, etc.

   - Subvenciones: existen en la actualidad muchas ayudas económicas y subvenciones provenientes de las administraciones públicas y del fondo europeo que premian a las empresas que apuestan por la sostenibilidad y responsabilidad social.

   - Valor de marca y consumidores: la percepción de los consumidores o clientes y la mejora del valor de marca son los aspectos fundamentales y objetivos principales de las acciones acometidas, como por ejemplo, la eliminación del plástico en el proceso productivo y del producto final, el uso de materiales biodegradables, la gestión correcta de los residuos que genera nuestra actividad, así como concienciar a nuestros empleados y grupos de interés de la importancia de la lucha contra el cambio climático. Todo ello genera en la percepción del cliente un mayor valor para ellos, más allá del producto o servicio en sí, que puede influenciar fuertemente en la decisión de compra y en la concepción del importancia y beneficio de nuestra empresa para la sociedad, lo cual incrementa el sentimiento de pertenencia y vinculación a la empresa, más allá de una transacción comercial.

   - Medio ambiente: no olvidemos el beneficio primordial de la mejora del bienestar de la sociedad y de garantizarnos un futuro más respetuoso con el medio ambiente.

En un mundo y un mercado de tantos “cambios”, sean climáticos o no, hace que la proactividad de las empresas, la innovación y buscar las iniciativas que generen valor y sostenibilidad, conformen una estrategia que, a la larga será decisiva para la supervivencia de una empresa en el futuro.

 

blázquezASOCIADOS Tributarios

Enrique Torrente

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre sus hábitos de navegación y poder así mejorar y personalizar su experiencia ofreciéndole contenidos de su interés. Si sigue navegando, consideramos que acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en Política de cookies. Entendido