Noticias

Blázquez Asociados - Expertos en auditoría en Murcia

La economía circular

Son muchos y variados los problemas que pueden preocupar actualmente a la sociedad, como por ejemplo la crisis económica, el paro, la corrupción, la inestabilidad política, etc., pero si hay un problema que cada vez inquieta más a la población es el de la contaminación. No cabe duda de que se está experimentando un cambio y cada vez se está apostando más por los productos ecológicos y más respetuosos con el medio ambiente tanto en el proceso de producción, como el producto final en sí, sobre todo en aquellos productos que emiten algún tipo de residuo contaminante.

Sin duda queda mucho camino por recorrer, pero cabe destacar que la mayoría de la contaminación que se produce en el mundo proviene de los procesos productivos que realizan las empresas. El modelo actual de producción predominante se denomina economía lineal”, y se basa en que la forma de producir se divide en distintas fases formando una cadena, con una primera fase de extracción de materiales y materias primas (carbón, petróleo, minerales, etc.), otra fase de producción de los componentes de un producto y la última fase de fabricación final del producto.

Pues bien, cada una de estas fases consume recursos y genera contaminación y residuos. Cabe destacar que la energía que consumen estos procesos productivos proviene la mayoría de ella de fuentes que también contaminan en la obtención de ésta, por lo que podemos decir que este tipo de modelo de producción genera una gran cantidad de contaminación, que es exponencial, ya que cuanto más se consume, mayor producción necesitan las empresas, por lo que más contaminación. Por último, otro factor importante de la “economía lineal, es la generación de recursos, es decir, que el producto final generalmente cuando se rompe o falla, vamos directamente a comprar otro nuevo, con sus nuevas novedades, sus actualizaciones, etc., por lo que ese producto se convierte en un residuo, que difícilmente es reciclable o reparable en la mayoría de los casos.

Toda esta forma de producción convella al problema de la excesiva contaminación, y con ello el famoso cambio climático entre muchos otros problemas, y es que en la actualidad, el 12% de los fallecimientos que se producen al año en el mundo son a causa de la contaminación, un porcentaje muy elevado y con previsiones de un aumentando a lo largo de los años.

No cabe duda de que es un problema acuciante y que se han puesto en marcha muchos tipos de soluciones que por un motivo u otro no han funcionado, teniendo en cuenta que hay que poner de acuerdo a muchas partes que influyen tanto de forma directa como indirecta en la fabricación de un producto.

Es por todo ello que hoy os traigo una alternativa que está cogiendo mucha fuerza y que está siendo apoyada por la Unión Europea con una gran cantidad de apoyos y subvenciones. Este nuevo modelo, llamado “economía circular” tiene los siguientes principios que rigen los cambios con el actual modelo de economía lineal:

-       Reutilización: basado en reutilizar las piezas que estén en buen estado de los productos obsoletos para fabricar nuevos productos.

-       Reparación: este concepto implica, que los productos se fabriquen de manera que cuando se rompan o queden obsoletos, estos puedan ser reparados y actualizados para tener un producto nuevo sin necesidad de producir un producto completamente nuevo, con toda la cadena de producción que ello conlleva.

-       Reciclaje: aprovechar los residuos para que los materiales vuelvan a ser usado para la fabricación de nuevos productos.

Otros aspectos que incluye este modelo de economía circular, son por ejemplo que la utilización de la energía para la fabricación, provenga de fuentes de energía renovable, así como lograr la eficiencia en el uso de los recursos.

Las consecuencias del uso de esta nueva idea traerían beneficios para todos, ya que supone un ahorro de costes para las empresas, que en vez de fabricar nuevos productos, solamente tienen que fabricar los materiales necesarios para las reparaciones y actualizaciones, y esto también repercutiría en el precio a los consumidores, incluso los nuevos productos llevarán piezas de productos obsoletos, etc., en definitiva, mucha menos producción y menores costes. Según estudios, la reducción de la contaminación estaría en torno a un 75%, una cifra más que importante que mejoraría tanto el bienestar de la sociedad como la sostenibilidad del planeta.

Sé que es necesario un cambio de mentalidad, ya que supone un cambio bastante radical con respecto al modelo actual por el que tenemos concebida la manera de producir, incluso de consumir, pero tenemos que ser conscientes de que los recursos son limitados, y que la contaminación y el cambio climático son un problema muy grave que muchas veces pasamos por alto o lo tenemos como asumido sin contemplar las consecuencias. Al final de todo las empresas están formadas por personas, por lo que los pequeños cambios y gestos pueden hacer que poco a poco se vaya produciendo los cambios necesarios para paliar esta situación y construir un mundo más sostenible.  

 

blázquezASOCIADOS 

Tributarios

Enrique Torrente

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre sus hábitos de navegación y poder así mejorar y personalizar su experiencia ofreciéndole contenidos de su interés. Si sigue navegando, consideramos que acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en Política de cookies. Entendido